SER UN MODELO DE RESPONSABILIDAD

Soy consciente de que las empresas, cada día más, intentan mejorar su buena gobernanza y mantener relaciones positivas con sus diferentes públicos internos y externos. Algunas dan un paso más y se certifican o permiten que entidades externas e independientes (como B-Lab, la certificadora de las B-Corps) comprueben sus avances en la responsabilidad social y/o la sostenibilidad con el entorno natural. Algunas incluso incluyen en sus consejos de administración consejeros independientes que velan por su buen quehacer en estos ámbitos o incluyen sus principios y valores en sus estatutos fundacionales, para que se preserven en el tiempo, incluso en posibles fusiones y/o adquisiciones, como es el caso de Ben & Jerry al ser incorporado al grupo multinacional Unilever.

Pero, un paso más allá y con la pretensión de huir del Marketing social o verde que algunas utilizan para diferenciarse en un mercado global y cada día más homogéneo en cuanto a los productos y servicios, está la capacidad de convertirse en líderes a seguir en cuanto a su modelo de gestión se refiere. Ser un modelo ante las demás compañías del mismo sector o país es convertirse en maestro de los demás y ayudar a que otras empresas les imiten y mejores sus relaciones internas y con el entorno social y medioambiental. Y, además, es muy rentable, huelga hablar de empresas como Apple, Ikea, etc. que no paran de crecer con el tiempo y que siguen liderando el cambio y la innovación como empresa y también en sus productos y servicios.

Vivimos en un mundo necesitado de líderes y de referentes, verdaderos. Y no me refiero a estos “líderes” y “referentes” que el Sistema crea por sí mismo solo para reafirmar sus aciertos y errores, como se suele hacer. He trabajado muchos años creando este tipo de “líderes” desde la nada y me consta que apenas aportan luz a lo ya existente. Solo hay que ver cómo son utilizados por las instituciones y los políticos para intentar convencernos de algo que les conviene. En mi profesión le llamábamos eufemísticamente “crear un estado de opinión” o “hacer branding personal”, lo que no siempre se basaba en hechos contrastados o positivos, aunque fueran avalados por estudios e investigaciones también de dudosa solvencia, credibilidad y rigor.

Solo los verdaderos líderes se mantienen en el tiempo y dejan huella, incluso en un mundo tan cambiante como el nuestro. Los otros, los creados “artificialmente” se diluyen y desaparecen. Y es a este verdadero liderazgo al que me refiero y que deberían perseguir los verdaderos líderes y/o organizaciones, ejemplares. Si hay algo que la gente valora es el carisma de los maestros. Ser maestro significa ser un modelo a seguir. Así, las empresas que, por ejemplo, innovan de verdad, mejoran su gobernanza y/o cuidan sus relaciones internas y externas deberían tener visibilidad, ganar en reputación y abrir el camino a otras que aún no han comenzado esta andadura hacia la excelencia.

Cada día más, la gente y, por tanto, el mercado de usuarios, necesitan creer en algo y dar sentido a todo en su vida. De esta manera, algunos empiezan a asumir su responsabilidad como consumidores o como ciudadanos. Buscan un significado a lo que viven cotidianamente. Esto está creando “nuevas ciencias”, como la llamada “experiencia de usuario”, que va mucho más que cuidar el entorno y el propio proceso de compra o de consumo. Al nuevo consumidor ya no le basta poseer y atesorar cuantos más bienes mejor, como se demuestra en la incipiente “economía colaborativa” o ya no acepta esa “obsolescencia programada” que hasta ahora promovía el consumo desmedido e irracional, aparte del malgasto de recursos que provoca. Hoy “más es menos” en muchos ámbitos y en cuanto al consumo responsable. Las cosas, afortunadamente, van cambiando para mejor. Lo único que no cambia es la necesidad de modelos y de liderazgo verdadero y, en este sentido, las empresas y otras organizaciones tienen la inmejorable oportunidad de liderar el cambio actuando como maestros a seguir, pero no solo en crecimiento económico como antaño, sino en valores y en responsabilidad!

 

Miguel Benavent de B.
B-Ecosystem

22 Julio 2017

By | 2017-07-22T15:06:40+00:00 July 22nd, 2017|Company, Corporate, Leadership, Management|0 Comments

Leave A Comment

Idiomas